Translate

miércoles, agosto 30

👌 Lipikar de La Roche-Posay, el "salvapieles".

Hace un par de meses tuve una reacción alérgica muy grave por la cual tuvieron que administrarme una cantidad bastante alta de corticoides, tanto vía venosa (tres veces, nada más y nada menos, en menos de una semana) más un tratamiento vía oral que duró dos semanas y media. Por suerte ya pasó, y de hecho la semana pasada me hicieron pruebas y todo salió negativo, así que mi médico lo achaca al estrés acumulado. Sí, por lo visto no es nada extraño que ocurra al menos una vez en la vida... en la vida loca que llevamos, jeje.
La cuestión es que tanto medicamento logró poco a poco calmarme la urticaria, picor y demás síntomas, pero como consecuencia la piel se me sensibilizó de un modo exagerado. Básicamente lo que me ocurrió es que desapareció mi barrera protectora de la piel, de modo que cualquier roce hacía que me saliera una reacción que parecía una quemadura, incluso desarrollé algo de dermografísmo. Tras consultar con mi médico me recomendó lo típico, agua templada, geles suaves sin jabón, cremitas para pieles atópica o sensibles y poco más. La cuestión es que eso es mi día a día, y yo necesitaba algo que me recuperara mi piel. Así que tras googlear mucho recordé que hace tiempo, en una época de sensibilidad extrema, me recomendaron una leche corporal de la gama Lipikar de La Roche-Posay, y tras investigar la gama me decidí a comprar dos productos, una crema de ducha y un bálsamo.

Lipikar Syndet AP+

Es una crema de ducha relipidizante, anti-irritaciones y anti picores. Promete calmar de inmediato la piel y reducir la sequedad.


Es una cremita muy ligera que al contacto con el agua hace una espuma muy suave, pero que limpia la piel a la vez. No irrita nada, y cuando sales de la ducha no tienes nada de sensación de tirantez o incomodidad. Contiene manteca de karité y niacinamida, un ingrediente que actúa directamente contra los factores determinantes de la piel atópica. No tiene jabón, ni perfume ni parabenos.
Es un gustazo ducharse con este producto, aunque al no llevar perfume tienen un olor un poco a hospital, jeje. La mejora es notable desde la primera aplicación, y no solo en la sensación, si no a la vista la piel se ve más sana.

Lipikar Baume AP+

Bálsamo relipidizante anti-irritaciones y anti picores que calma inmediatamente los brotes de sequedad severa.


Es un bálsamo bastante untuoso, aunque no es difícil de extender, que deja la piel con una película protectora, aunque no pegajosa. La piel agradece un montón este producto, la mejora al momento normalizándola y dejando una sensación muy cómoda. Eso sí, una vez que con el uso se recupera, no es un producto para seguir usándolo diariamemte, a no ser que tengáis una piel muuuy seca o especialmente delicada. Es una textura pesada, y yo lo he seguido usando de vez en cuando en la ducha, es decir, con la piel húmeda y luego enjuago y me seco. Sé que hay una versión más ligera, así que tal vez me anime a probarla también.
No tienen parabenos ni perfume, y como consecuencia el olor es muy similar a su compañero de gama. 

Ambos productos me parecen de una calidad excepcional, y a un precio asequible, ya que los envases de 400ml rondan los 14€, aunque ya sabéis que esto varía dependiendo del establecimiento. Yo compré uno en Primor y otro en la parafarmacia de Carrefour, y no variaban mucho.
Los recomiendo sin ninguna duda, ya que mi piel, desde el primer día de uso, mejoró rápidamente, y en poco más de una semana estaba como siempre. 
Además esta gama es apta para todo el mundo, incluso bebés, y eso da mucha confianza, aunque para mi este tipo de marcas de parafarmacia ya me la dan de por si.

¡Nos leeemos pronto!

Lucía
¡Sígueme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que comentas nace un pollito ^^