Translate

miércoles, marzo 8

✍ Biosource Balm To Oil de Biotherm


Me encanta que las marcas se animen cada vez más a ampliar la gama de productos desmaquillantes con aceites o similares que antes eran más difíciles de encontrar. Yo soy asidua a ellos desde hace ya unos años. He probado diferentes formatos, y aunque soy muy fan de los aceites (aquí os dejo una comparativa de mis favoritos) cuando descubrí la manteca de The Body Shop me enamoré. Ya os hice un post sobre ella comparándola con el aceite de la misma gama. Os lo dejo aquí por si queréis echarle un ojo. Peeero, mi curiosidad por probar otros me llevó a adquirir hace unas semanas Biosource Balm To Oil de Biotherm, y tengo que decir que fue todo un acierto. 

No os voy a engañar. Si hubiera tenido más cerca The Body Shop ni me hubiera planteado en ese momento comprar otra cosa, pero me pilla bastante a desmano, así que le pedí a San Google que me ayudara a buscar algo similar y que se vendiera en Prirmor, que lo tengo a la vuelta de la esquina. De primeras me topé con Take The Day Off de Clinique, pero se me iba de presupuesto, y además no es una marca con la que haya tenido buena experiencia. Aunque tengo que decir que estoy probando una loción exfoliante que es una pasada y que en breve os hablaré de ella.
A lo que iba, que seguí indagando y di con este producto. Después de leer algunas reseñas y ver que el precio en Primor era ideal, ya que es un producto que ronda los 25€ y estaba a 15€, se vino conmigo.

Os voy a dejar aquí enlazado una lista de reproducción con las las stories que subí ese día a Instagram con las primeras impresiones. Ahora, después de más de tres semanas de uso ya os puedo hablar con mucha más seguridad y conocimiento.


La textura, como bien dice su nombre, es un bálsamo que al contacto con la piel se convierte en un aceite nada denso ni pringoso. Si habéis probado la manteca de The Body Shop os diré que es mucho más ligero y suave al tacto. 
Para aplicarlo se hace en seco, como suele ser habitual. Cogemos producto, y lo vamos extendiendo sobre el rostro, ojos y labios también, y el maquillaje se va deshaciendo poco a poco. Luego emulsionamos con un poco de agua y enjuagamos. El resultado es fantástico. Se lo lleva todo, hasta las máscaras waterproof y los labiales fijos. Deja la piel suave, nada pringosa y muy confortable. 
No pica nada de nada en los ojos, y yo los tengo sensibles. Además no a alterado nada mi piel, ni en rojeces, granitos o similares. 
Tiene un olor suavito, nada cargante. Os dejo el listado de ingredientes, que siempre es interesante.


Es un producto que cunde muchísimo, ya que podéis ver lo poco que llevo gastado, y de media suelo maquillarme cinco días a la semana. 
Si tengo que poner alguna pega es en el envase, y no porque el formato no me guste, ya que es ideal para viajar, pero si el tapón fuera de tapita en vez de rosca sería un acierto, ya que al usarlo o lo dejas abierto mientras, o haces maniobras extrañas para cerrarlo y que no quede expuesto mucho rato al aire. ¡Apunten señores de Biotherm! :D

Ya véis, se ha convertido en un básico de mi rutina facial, que por cierto a ver si os la cuento próximamente, que hace mucho que subí la última.

Y vosotras, ¿usáis este formato para desmaquillar o sois más de lo de "toda la vida"? 
¿Habéis probado algún producto similar?

¡Nos leemos en breve!

¡Mua!

Lucía
¡Sígueme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que comentas nace un pollito ^^