Translate

viernes, abril 22

✎ ¿Cómo saber que productos testan en animales? La Gran Duda


¿Cómo saber si un producto testa en animales? Responder a esto parece fácil: Pues busca en el envase el logo, o algún texto que lo especifíque. Pero ahora os voy a demostrar que no es tan evidente, que no todas las marcas que no lo ponen lo hacen, y aún no me ha quedado 100% claro que si lo ponen me puedo fiar o no.

Pero voy a empezar contando el porqué me he decidido a hacer este post. Hace unos meses mi amiga Marta publicó en su muro de Facebook una lista, de las mil que inundan internet, de marcas que supuestamente no testan en animales y claro, se creó debate en los comentarios. A raíz de ahí me puse a investigar un poco para preparar el que iba a ser este post, ya que yo soy amante de los animales y por supuesto, estoy en contra de todo tipo de maltrato y pienso que debe ser castigado por ley. ¿Que si consumo marcas que testan? Intento en la medida que puedo no hacerlo, aunque yo pensaba que hoy en día esto ya era más sencillo, ya que si más o menos te interesa este tema, recordarás que hace tres años entró en vigor una ley en la que ningún producto que se ponga a la venta en la Unión Europea debe de haber sido probado en animales en ninguna parte del mundo. Pero es que esta ley no es nueva, no no, es la segunda parte de la que entró en vigor en 2003, que era similar, pero excluían tres tipos de experimentos: toxicidad en dosis repetidas, toxicidad reproductiva y toxicocinética. En la nueva estos experimentos ya no están excluidos.
Pero no es tan bonito, porque podemos encontrar cláusulas, como que cualquier compañía ubicada en Europa que quiera comercializar fuera de la U.E. puede seguir experimentando, o que si no hay métodos alternativos, o no son validados por quién corresponda pueden seguir haciéndolo, o si algún ingrediente está en el listado REACH, que es un registro de ingredientes sometidos a un protocolo estricto, no se exima de ser testado. Que no es lo mismo que un producto no teste en animales, que los ingredientes de ese producto  no estén testados, cuidado.
Total, que yo no entiendo mucho de leyes, pero por lo que veo es bastante fácil para una compañía que no esté interesada en erradicar este maltrato saltarse facilmente, y legalmente, la ley. Por esta razón no me puedo fiar de productos que consumo que yo pensaba que eran cruelty free y ahora resulta que no lo son. 

Dicho esto, me planteo como puedo saber 100% y de manera fiable que voy a consumir un producto que es realmente Cruelty Free, y ahí es dónde entran en juego los logos. Os voy a enseñar tres de los más conocidos, y luego seguimos buscando respuestas.



El más famoso es el conejito rosa, es el logo que otorga la organización PETA (Personas por la ética en el trato de animales) a la empresa cuando ni ella ni sus proveedores no llevan a cabo ningún tipo de experimentación en animales. La empresa paga una cuota para poder utilizar el logo después de rellenar un cuestionario y una especie de certificado de fiabilidad. Por lo que he leído no se supervisa, así que ¿es 100% fiable?






Logo otorgado por la organización australiana CCF (Choose Cruelty Free) bajo pago, pero atención, porque tienen un contrato vinculante con la empresa la cual, ni ella ni ninguno de sus proveedores, experimentan con animales. Además, ninguno de sus ingredientes deben contener subproductos de ningún animal fallecido. Lo mejor es que cuando se renueva el certificado se hace una auditoría para confirmar que la empresa sigue teniendo los mismos criteríos. Mucho más fiable, ¿no os parece? 







El Leaping Bunny es reconocido internacionalmente y verifica que la empresa no experimenta en animales en sus productos y en ninguno de sus ingredientes. La empresa y sus proveedores tienen un contrato y se hace una revisión cada tres años y al igual que los demás, tiene una cuota de pago. También muy fiable.






Pues estos son los logos más conocidos, pero como vemos los tres bajo pago, y sinceramente en el caso del del de PETA no fiable del todo, al menos para mi.
Entonces, ¿que pasa con el resto de logos que podemos ver? ¿Podemos fiarnos de ellos? 
Pero voy más allá. ¿Y cuando en vez de un logo lo que encontramos es una frase? Voy a poner un ejemplo, y es un producto que tengo en uso ahora mismo. Es un aceite de The Body Shop, empresa que supuestamente no testa en animales, como ellos nos informan en sus envases, pero no hay logo, sólo encuentro una frase que lo expresa. Bien, me parece estupendo que no haya que pagar para verificar algo, pero ¿y si esa empresa pertenece a un gran grupo de cosmética que sí que lo hace ya que la ley se lo permite? Entonces, ¿realmente estoy ayudando acabar con estos experimentos? Yo creo que no. Al final esta ley sirve, como otras muchas, para callar bocas y que pensemos que el mundo mejora cuando no es así.


He intentado ponerme en contacto con varias asociaciones para que me ayudaran con esta, y con muchas más dudas, pero ninguna me ha respondido, así que al final he expuesto este post como una gran pregunta en vez de como algo informativo como pretendía serlo.

Mi conclusión a todo esto es que puedo confiar en un número muy pequeño de empresas, que quién hace la ley hace la trampa y que al final el dinero siempre está por encima de todo. A partir de ahora, mi consejo cuando alguien me pregunte como saber si una empresa prueba sus productos, o los ingredientes de estos en animales, será que contacten con la compañía directamente. Mi experiencia en este caso es que si está libre de pecado te responderá sin problema y te dará todas las pruebas necesarias sin pedirlas. Si no es así, duda.
Yo tengo un pequeño listado propio que he ido recopilando de marcas que yo considero de confianza, y si queréis puedo ubicarla en un espacio en el blog para poco a poco, y bajo supervisión, ir ampliándola. ¿Que os parece? Además, varias de ellas son "pequeñas" marcas españolas con productos de muy buena calidad y que tal vez no sean tan conocidas. Es más si tienes una empresa libre de maltrato, no dudes en ponerte en contacto conmigo para incluirte en ese listado: conmiipodymislabiales@gmail.com.

Y con esto termino, espero que no os haya sido muy pesado este post, pero tenía que dejar constancia de todo esto. Por supuesto, si tú que me lees tienes la certeza que estoy equivocada en algún dato espero que me lo digas, ya que esto es información que he ido recopilando de sitios que considero fiables en este tema.
Y ya lo último, recuerdo que esto no es para juzgarme a mi o mis actos, que como bien dije al principio, dentro de mis posibilidades intento adquirir productos libre de maltrato, pero como habéis leído no es fácil.

¡Os mando un besote! ¡Nos vemos pronto! Aunque tal vez esta semana haya alguna sorpresa más  ;)

¡Mua!

Lucía♡ 

¡Sígueme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que comentas nace un pollito ^^