Translate

lunes, mayo 18

#beautytips → 7 Maneras de usar el Bicarbonato Sódico en tu Ritual de Belleza

Hace unos seis meses andaba googleando un poco buscando info para calmar mi pobre cuero cabelludo, que estaba fatal con la dermatitis, y encontré una solución sencilla y barata. Ya puestos, después de haberme dejado una pasta en probar productos no perdía nada, así que me puse a ello y... mano de santo. 
Lo que usé no fue otra cosa más simple que bicarbonato sódico. Sí, ese bote de polvito blanco que todos tenemos por casa (y si no baja ya a comprarlo que cuesta menos de un euro) y que se usa para los ardores estomacales y sus variantes.
Basicamente actua neutralizando los ácidos, y esto si lo aplicamos a más zonas encontramos múltiples usos.

A raíz de esto me puse a investigar todas las cualidades que tiene este producto y me quede alucinada de como algo tan básico puede tener tantos usos, y no solo a nivel de belleza que es lo que hoy os voy a mostrar, si no a nivel de usos en el hogar. Pero ese momento marujil lo voy a dejar para otro día. Hoy sólo glamour :D



1. Cabello graso/dermatitis.

Pongo estos dos problemas en el mismo punto ya que mi dermatitis era lo que me producía grasa en el cuero cabelludo (sigo teniendo la raíz algo grasa pero ni punto de comparación), entonces lo lavaba más y así entré en un círculo vicioso que parecía no tener fin. Evidentemente si vuestro caso es muy grave tenéis que ir al médico, pero en ese día que no puedes ni apoyar la cabeza en la almohada este truco os va a venir de perlas. Solo tenéis que mezclar en un vaso de agua una cucharada de bicarbonato y con el pelo húmedo, y sin lavar, aplicarla y dejarla actuar unos minutos. Luego laváis con normalidad. Otra manera es utilizarlo  directamente el polvo en el pelo mojado a modo de exfoliante antes del lavado. Al igualar en ph del tu piel y eliminar los residuos notarás mucha calma y limpieza.

2. Exfoliante.

Así, tal cual, para todo. Cuidado las pieles más sensibles, aunque yo la tengo y sigo incluso más bella cada día :P
Se puede usar el polvo directo sobre la piel húmeda, tanto del rostro como del cuerpo, o mezclándolo con un gel de baño, aceite corporal o similar. Además si tenéis granitos os va ayudar mucho a mejorarlos. El gránulo es lo suficiente pequeño para eliminar todas las células muertas. Eso sí, luego hay que hidratar bien.
También al tener efecto blanqueante se puede usar en las axilas si soléis tener esa sombra oscura.

3. Blanqueante dental.

Y hablando de blanquear, para los dientes va genial. Eso sí, sin abusar, pero es cierto que elimina manchas. Muchos dentífricos lo tienen en su fórmula.
Hay quién dice que puede dañar el esmalte, aunque yo no he notado nada.
Como enjuegue bucal también ayuda con el mal aliento.

4. Sales de Baño.

Cuando era pequeña esto era algo que siempre había por casa, pero hace años que no compro este tipo de productos, aunque ahora las estoy volviendo a ver. Pero si te quieres dar un baño relajante y no tienes por casa usa el bicarbonato, ya que te ayudará a relajar los músculos y tonificará tu piel.

5. Desodorante.

De toda la vida se ha dicho que para eliminar los olores en los frigorícos se limpie con bicarbonato (ya sabía yo que tenía que salir el momento marujil) pues con el olor corporal lo mismito. Tanto para los pies como las axilas. Hasta para echarlo en los zapatos pestosillos. Y ya si hay problemas de hongos pies en remojo con el polvito mágico y mejorarán mucho.

6. Candidiasis.

Y hablando de hongos, unos que nos atacan a las mujeres en la zona vaginal al menos una vez en la vida. Y es que eso no tiene nada que ver con la higiene, simplemete un cambio en el ph hace que la levadura espabile y haga sus gracias. Vuelvo a decir que si es un caso grave el médico es vuestra solución, pero si es algo leve y ya sabéis de que va la cosa (afecta por ejemplo cuando bajan las defensas) unos enjuegues con bicarbonato y veréis como mejora. En esos casos también se aconseja ingerir un vaso de agua con una cucharada diluida al día.

7. Limpieza de cepillos del pelo y pinceles de maquillaje.

A veces pensamos que nuestro champú no funciona ya o que nuestro pelo a cambiado y el problema puede ser que nuestros utensilios del cabello están sucios aunque a simple vista parezca que no. Metedlos en agua con bicarbonato un tiempo y se eliminarán los restos grasos. También podéis limpiar las placas de las planchas con un paño humedecido en ese agua carbonatada.
Para las que usamos pinceles para maquillarnos, o maquillar, sabemos lo importante que es su limpieza y desinfección. Os dejo un post aquí de como yo limpio los míos, pero a partir de ahora voy a probar también una cosa para que los blanquitos, normalmente pelo de cabra, sigan así, ya que a veces se les queda una sombra. Una vez limpios dejarlos un poco en remojo en agua con bicarbonato y seguirán como antes. Además quitará restos de grasa o jabón y los desinfectará.

¿Sabíais todos estos usos del bicarbonato?
¿Tenéis alguno más que no sepa?

¡Mua!

Lucía♡ 

¡Sígueme!

1 comentario:

  1. Pues no los conocía, pero me ha encantado que nos cuentes estas cosas...

    Muchas gracias


    Besos

    ResponderEliminar

Cada vez que comentas nace un pollito ^^