Translate

lunes, octubre 20

Materiales #LowCost para Caracterización


Llega Halloween y empezamos a buscar disfraces que den miedito. Y es que en otros países la gente se disfraza de lo que sea, pero como para eso aquí tenemos el Carnaval, nosotros nos centramos en el campo del terror.

Vampiros, zombies, diablillos y momias invaden las calles, y todo con mucha sangre y carne colgante ¡eso es lo que nos mola! :D

El problema viene a veces en que encontramos el disfraz perfecto, algo que podamos recrear con ropa que tenemos en casa, pero a la hora de caracterizarlo hay que ir a la tienda especializada de turno (que aprovecha la fecha para subir un poco más los precios) para comprar materiales como sangre, látex, carne artificial, pegamento especial y muchas cosas más, que para usarlas un día al año, si no eres profesional, es un gasto bastante elevado y que algunas personas no pueden (ni quieren) permitirse. Por eso en la entrada de hoy os voy a indicar una serie de productos baratitos y bastante asequibles, ya que en el supermercado de turno los podéis encontrar, para sustituir a esos materiales profesionales más costosos por otros más baratos.

Antes de nada decir que yo si hay algo profesional sin lo que no puedo vivir y que sí aconsejaría comprar es el látex. Para quién no lo sepa el látex es una sustancia blanquecina líquida que cuando se seca adquiere una textura gomosa que permite romperlo a nuestro antojo y hacer monosidades como carne colgando o quemaduras por ejemplo. Cuidado si nunca lo has usado porque puedes tener alergia, así que siempre hay que hacer una prueba en una zona pequeña antes del uso.
Un tarrito de látex puede costar entre 8 y 10 €.

Y ahora sí, vamos a las opciones para los demás productos.

En vez de usar... Carne artificial.

La carne artificial es algo parecido a la plastilina, pero más pegajosa y se puede utilizar para heridas, fabricar protuberancias, suavizar terminaciones de prótesis, y demás usos que ahora no creo que os interesen ;)
La opción barata para hacer heridas o cortes por ejemplo, es la papilla de bebé. Sí, papilla o incluso harina o maicena (pero a mi me gusta más la papilla). Hacéis una masa con el polvo y poquita agua  y con ella podéis formar gorrinadas como esta.


Para que no se descuelgue mucho le podéis poner una fina capa de látex alrededor y encima polvos de talco o polvos translúcidos para darle la textura de la piel.

También se usa para tapar cejas, pero para ello os aconsejo hacerlo con jabón en pastilla o pegamento en barra de uso infantil, y luego aplicar un poco de látex por encima ¡nunca el látex directamente, que luego arranca el pelito! 

En vez de usar... Sangre.

La sangre también es bastante económica en los bazares chinos, pero si tenéis por casa sirope de fresa eso que os ahorráis. Si la veís demasiado clara usad caramelo liquido

En vez de usar... Sangre coagulada, sangre costra o sangre podrida.

Algodón y los siropes son la solución. La podéis meter dentro de las heridas y con un poco de pintura negra para darle profundidad tenéis algo bastante chulo. Si queréis algo más podrido usad el colorante alimenticio en polvo que se usa en arroces para darle ese tono amarillento, ¡buag!


Si queréis... tendones.

Rulitos de papel higiénico :D Fácil, ¿no?

Si queréis... Dientes.

Sí, a lo mejor usáis látex para hacer que la cara se os está cayendo, muy zombie style, y queréis que parezcan que los dientes están al aire. Los podéis dibujar, pero ¿y si usáis cacahuetes? Os aconsejo que sean crudos. Los cortáis por la mitad y a pegarlos con látex. Queda muy chulo y el resto os lo lleváis para cuando a altas horas de la noche os de hambre ;) 
Aquí os dejo como los usó mi profe de caracterización.


Como os he dicho al principio, el látex para mi si es algo imprescindible, económico, cunde mucho y que además no se os caduca de un año a otro si os sobra. Se usa para tantas cosas que una vez que lo uséis no os vais a arrepentir del haber invertido unos pocos de eurillos.

Y creo que no se me olvida nada. De todos modos si tenéis alguna duda preguntadme, que si se como ayudar lo haré sin problema.

Espero que os sirva para hacer algo chulo y que si ponéis algo en práctica me lo enviéis y si tenéis Instagram me etiquetéis, ¿eh?

¿Conocíais estos trucos? 
¿Me contáis alguno vuestro?

¡Gracias por leerme! :*


Lucía
¡Sígueme!

3 comentarios:

  1. Papilla de bebé? jajajaja Unas ideas muy chulas y económicas!!!

    Feliz semana!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!!!
    Que entrada más chula y la caracterización de tu profe, olé! Me quito el sombrero, esta genial!
    Pues yo uso también la gelatina esta que venden para cocinar que va en barra, la mojas con agua caliente para que se ablandezca y luego la pones en la piel, cuando se seca queda completamente pegadisima, luego aplicas base de maquillaje y a maquillarlo efecto quemadura...!
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  3. Pues no los conocía, la verdad es que no celebro Haloween, soy más clásica (castañas y moniatos). Pero qué resultones, da asquete jejeje

    Un beso!!

    ResponderEliminar

Cada vez que comentas nace un pollito ^^